Todo lo que necesitas saber sobre la dispraxia del habla: síntomas, diagnóstico y tratamiento

La dispraxia del habla es un trastorno de la motricidad oral que afecta la capacidad de una persona para planificar y coordinar los movimientos necesarios para producir el habla. A menudo se confunde con la dislexia, pero son trastornos diferentes.

Causas

La causa exacta de la dispraxia del habla sigue siendo desconocida, pero se sabe que puede ser el resultado de problemas en el cerebro y el sistema nervioso. También puede ser causada por factores genéticos, como antecedentes familiares, o por lesiones cerebrales durante el desarrollo del feto o en los primeros años de vida.

Síntomas

Los principales síntomas de la dispraxia del habla son:

  • Dificultad para pronunciar palabras y sonidos específicos
  • Dificultad para articular palabras de manera clara y comprensible
  • Dificultad para organizar el lenguaje de manera efectiva

Además, las personas con dispraxia del habla pueden tener dificultades para aprender nuevas palabras, seguir instrucciones verbales y comprender el lenguaje hablado.

Diagnóstico

El diagnóstico de la dispraxia del habla generalmente se realiza por un especialista en trastornos del habla y el lenguaje, quien llevará a cabo una evaluación exhaustiva que puede incluir pruebas de habla y lenguaje, pruebas neurológicas y pruebas auditivas.

Tratamiento

Aunque la dispraxia del habla no tiene cura, existen varios tratamientos que pueden ayudar a las personas a mejorar su capacidad de hablar. Estos tratamientos pueden incluir terapia del habla y del lenguaje, terapia ocupacional y terapia de comportamiento.

Terapia del habla y del lenguaje

La terapia del habla y del lenguaje se centra en ayudar a la persona a mejorar su capacidad para articular las palabras correctamente y para organizar efectivamente el lenguaje. Esto puede incluir ejercicios para fortalecer los músculos de la boca y la lengua, así como para mejorar la coordinación de los movimientos musculares necesarios para el habla.

Terapia ocupacional

La terapia ocupacional puede ayudar a las personas con dispraxia del habla a mejorar la coordinación y el control de los movimientos finos de las manos y los dedos. Esto puede ser útil en la producción de sonidos del habla y en la escritura.

Terapia de comportamiento

La terapia de comportamiento se centra en ayudar a las personas a desarrollar habilidades de comunicación eficaces. Esto puede incluir la enseñanza de técnicas para la comprensión del lenguaje y la práctica de habilidades sociales para mejorar la comunicación con los demás.

La dispraxia del habla es un trastorno poco conocido pero que puede tener un impacto significativo en la capacidad de una persona para comunicarse efectivamente. Si sospechas que tú o alguien que conoces puede tener este trastorno, es importante buscar ayuda profesional lo más pronto posible para obtener un diagnóstico y tratamiento adecuados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¿Cómo puedo ayudarte?